La habilidad de sentir asombro

El asombro es una de las habilidades que todos los seres humanos tenemos incluso desde pequeños, te imaginas poder volver a ser niño o niña y asombrarnos de aquellas cosas que nos rodean, como la primera vez que lo vimos, por ejemplo un regalo de un ser querido, un libro, un paisaje, un cielo estrellado etc. Por esta razón es una reacción de forma esperanzadora ante la posibilidad de que algo nuevo suceda en lo posible y distinto.

¿Qué es el asombro?

Se conoce como asombro a la sorpresa, la estupefacción, el pasmo o la consternación que se produce por algo inesperado o impensado. El asombro puede provocarse por un acontecimiento positivo algo (agradable), pero también por un hecho negativo (dañino o
doloroso).

Beneficios de sentir asombro.

El asombro llega a efectuarse de forma que nos coloca en un lugar desconocido hasta entonces, de pronto somos conscientes de que hay algo más grande que nosotros, o de lo que creímos invisible lleva tiempo contribuyendo al mundo tal y como lo conocemos. Esto supone una serie de cambios perceptivos y emocionales:- Desarrollo de la humildad
– Mejora de la capacidad de observar las cosas
– Disminución de la impaciencia
– Aumenta la satisfacción de la vida

El lado negativo del asombro.

Las emociones suelen tener doble filo cuando se trata de manejar para un fin. Así, el asombro negativo puede suscitar miedo y rechazo. Esto nos hace menos tolerantes a las transgresiones de los demás y somos más susceptibles de ser controlados. Ahora bien el mundo es completamente nuevo para un niño, ellos tienen esa capacidad innata de asombrarse. Entonces, ¿Qué pasa durante el proceso de convertirse en un adulto que hace que perdamos esa habilidad de maravillarnos? Muchos asocian esto como asombrarse con la inmadurez incluso los adultos piensan que son demasiado viejos, sensatos, o inteligentes como para sentir asombro. Sin embargo no está lejos de la verdad. El asombro es la capacidad de percibir lo bello, lo excepcional, y lo impresionante que nos rodea, esta contribuye a nuestra felicidad, creatividad y motivación. Ahora bien me gustaría decirte que no pierdas tu capacidad de asombro empieza a recuperarla desde lo más simple y lo natural puede devolverte la ilusión por la magia que teníamos en nuestra niñez. No te limites a experimentar emociones que saboteen tu vida en plenitud, como el asombro, admiración, respeto y aprecio.

Psic. Karla Alicia De León González

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctanos por WhatsApp