La Ira o agresividad

Las emociones son un tema importante para la propia supervivencia del ser humano estas permite adaptarse a las condiciones de su entorno. Algunos estudios mencionan que existen diferentes emociones básicas como la tristeza, alegría, miedo, sorpresa, ira, necesarios para el enfrentamiento de  diferentes situaciones. Dichas emociones son funcionales o disfuncionales a partir de su intensidad, duración, expresión o frecuencia. Hay  personas que experimentan leve o intensa ira ante dichos estímulos en su entorno. Expresar las emociones permite el enfrentamiento de las situaciones de manera adaptativa en la medida en que las consecuencias sean positivas, como establecer límites, reaccionar de manera defensiva, escapar  ante algún ataque entre otros.

Cuando hay dificultad para el control de la ira o agresividad no solo se refiere a conductas violentas como querer romper un objeto, también existe pérdida de control cuando se es agresivo al insultar, humillar, o gritar para herir al otro. 

El mal manejo de la ira es un riesgo que se relaciona con el desarrollo de enfermedades como son cardiovasculares y digestivas, con datos agresivos en el deterioro de relaciones interpersonales y con la experiencia sentimental de culpa, tristeza al percibirse incapaz de controlarla. 

La ira actualmente en nuestro país ha sido un problema en donde percibimos un entorno social deficiente en el manejo de la ira, ya que los medios de comunicación están llenos de noticias que implican hechos causados por la ira, como peleas o enfrentamientos por personas que buscan una venganza o un fin en común y esto es solo uno de muchos casos donde esta emoción implica una respuesta negativa en dichas personas. Para un buen manejo de dicha emoción es importante hacer conciencia de que existen manifestaciones externas e internas y que es importante reconocerlas de manera anticipada para reducir dichos comportamientos o expresiones capaces de afectar no solo a sí mismos como lo vimos anteriormente de manera sintomática, sino para responder de forma positiva en cualquier situación en la que el individuo se enfrente.

                                                                                 Psic.Karla Alicia De León González 

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctanos por WhatsApp