Pensamientos rumiantes

Los pensamientos rumiantes se relacionan a experiencias o emociones de cada individuo, pero en ocasiones las preocupaciones manifiestan un estado de ansiedad; en donde aparecen una serie de pensamientos negativos que agotan de manera mental y física al individuo, estos se denominan pensamientos rumiantes o circulares. 

Las personas suelen identificar en algún momento pensamientos que dan vueltas todo el tiempo y que no se pueden detener e incluso afectan el estado anímico y emocional del individuo. 

Algunas causas de los pensamientos rumiantes son: 

  • Preocupaciones específicas 
  • Situaciones estresantes (trabajo, estudios, relaciones etc.)
  • Traumas emocionales ya sea del pasado y no resueltos o que pudieran suceder de nuevo. 
  • Creencias personales (baja autoestima, ideas negativas, físicas o mentales)

¿Cómo se maneja el pensamiento rumiante?

En cada persona los pensamientos rumiantes surgen con una función. Es decir, cumplen con un propósito en la persona. Para poder controlar estos pensamientos rumiantes es necesario conocer sus causas y función de las mismas. 

Algunas ideas son:

  • Reconoce en que te está perjudicando este tipo de pensamiento.
  • Razona que te preocupa y analiza la gravedad de la situación esto te ayuda a identificar ciertas creencias irracionales.
  • Solución de problemas y toma de decisiones muchos de estos pensamientos al encontrar la respuesta llegan a controlarse de forma positiva.

En ocasiones se suelen tener este tipo de  pensamientos rumiantes dependiendo del contexto o situaciones al que nos enfrentemos. 

En el consultorio psicoterapéutico los pacientes necesitan atender la angustia que desencadena ciertos pensamientos rumiantes y es por ello que muchos se les dificulta manejarlos o hasta nombrarlos, y como se mencionó anteriormente, aquí lo más importante es identificarlo, saber sus causas y cómo obtener una solución, ya que estos pensamientos llegan a afectar la calidad de vida de cada persona desde hábitos del sueño o un bajo rendimiento en sus actividades diarias hasta tener un grado de estrés alto. Es importante acudir con un psicoterapeuta que te acompañe en este proceso y te ayude a controlar dichos pensamientos rumiantes.

                                                                                                Psic.Karla Alicia De León González

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctanos por WhatsApp