limites

Reglas y límites en casa

Para comenzar es importante hacer una distinción entre límite y regla. Las reglas son aquellas normas establecidas que nos dicen lo que podemos o no hacer, cuándo y cómo hacerlo, estas pueden ser flexibles y cambiantes. Los límites en este caso personales, son la pauta que nos indica el hasta dónde de aquellas normas generando respeto hacia nosotros mismos y los demás, así como empatía, autocontrol, cuidado personal y responsabilidad de nuestras propias conductas para así mantener relaciones interpersonales saludables, por lo tanto no son cambiantes. Ambos tienen importancia desde la infancia ya que son la base para la interacción en la sociedad. Un ejemplo de ello sería tener la regla: “recoger los juguetes”, el límite es: cuantas veces permito el tener que repetir la instrucción de dicha regla ya establecida para que esta se cumpla. Puedes tener mil reglas en casa pero éstas sin límites no tienen valor.

Como podemos observar ambos conceptos van tomados de la mano. En los niños deben establecerse de acuerdo a la edad, características y cualidades sin esperar  que su comportamiento sea igual que el de un adulto.

Hay que enfatizar que ambos padres, deben de tener en claro las reglas que se pondrán en casa, incluso si están separados. Es elemental que las personas que se involucran en la crianza y educación del niño las conozcan y respeten, siendo firmes y constantes, teniendo claro lo que se permite y lo que no  para evitar confusión en el menor. Generalmente los niños no saben cuáles son las reglas en casa por muy obvias que estás a nosotros como adultos nos parezcan por lo que es importante no asumir que las conocen y expresarlas de forma clara y concisa. Hay que explicarles lo que se espera de ellos y lo que está permitido o no, dentro o fuera de casa, así como identificar y reconocer los comportamientos y esfuerzos positivos de sus hijos.

Un elemento que ayuda al establecimiento de límites es el permitirles conocer las consecuencias y los beneficios que se obtienen por cumplir las normas, de esta manera los ayudamos a responsabilizarse de sus propias acciones, sin embargo, es muy común que los padres tiendan a sentirse culpables cuando dichas consecuencias aparecen y ceden ante ellas porque muchas veces no se sabe como actuar y “no queremos lastimar a los hijos”, pero es importante recordar que tanto las reglas como los límites se ponen y establecen “por amor”. 

En psicoterapia integral podemos ayudarte a brindar las herramientas que necesitas para identificar los objetivos en casa y comenzar a poner límites por que nunca es tarde para comenzar a realizar cambios.

Mtra. Erika Servín Márquez.

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctanos por WhatsApp