Mi hijo o hija juega de manera «agresiva»

El juego es una actividad usualmente utilizada para diversión o entretenimiento, sin embargo; en la infancia es definido como una actividad voluntaria en la cual el menor se compromete y conoce el mundo que lo rodea, por lo que es importante darle un sentido a dicha actividad. 

Por lo tanto, el juego en la infancia es el medio de exploración al mundo y es una representación de la etapa en la que se encuentre el infante, siendo una muestra de la asimilación funcional o no de lo que rodea al niño, cuando el juego es considerado agresivo, es importante valorar la etapa de desarrollo en que se encuentra el menor, aproximadamente de los dos a los siete años, el juego agresivo es normal debido a que el proceso de maduración va en orden progresivo controlando su impulsividad, regulando sus destrezas motoras en fuerza y control corporal, habilidades de motricidad fina y gruesa, a nivel cognitivo comienza a integrar conceptos de «bueno y malo», al igual que «compasión y crueldad». Por lo que es importante permitir al niño o niña realizar el juego, ya que tiene los siguientes beneficios: 

  • Favorece el desarrollo motriz, social y cognitivo. 
  • Aprenden a obtener control y regulación emocional. 
  • Integran normas del contexto. 
  • Desarrollan valores morales. 
  • Crean tolerancia a la frustración.

También es importante considerar que durante el juego podemos ayudar a lograr un reconocimiento de emociones, adaptar conducta y tener comportamientos funcionales. En Psicoterapia integral Metepec, estamos capacitados para asesorar y acompañar cada etapa de desarrollo acorde a las necesidades de nuestros consultantes.

 

 Psicoterapeuta. Diana Saraí Alcalá Salinas

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctanos por WhatsApp