El sueño y la salud mental

El sueño y la salud mental

Dormir es parte importante en nuestras vidas y una necesidad que debe ser cubierta por los seres humanos. Varias investigaciones refieren que los adultos en promedio necesitan de un sueño reparador estimado de 6 a 7 horas por la noche aunque se dice que pocos logran cubrir este determinado tiempo de descanso. He descubierto durante los procesos de terapia que muchas veces las personas se sorprenden de cuánto tiempo destinan para dormir. Algunos de ellos mencionan de 4 o 5 horas si mantienen un estilo de vida ajetreado ya sea por la exigencia del trabajo, ocio o temas escolares. Existen malos patrones de sueño que suelen provocar estrés que contribuye a la ansiedad, depresión e incapacidad de concentración. 

Los adolescentes con malos hábitos de sueño experimentan una disminución en su rendimiento académico como retrasos, días perdidos, falta de participación y atención para aprender, lo mismo sucede con los adultos. 

Algunos consejos para mejorar el sueño dentro del hogar son: 

  • Dejar dispositivos electrónicos fuera de las habitaciones. 

Se considera que dentro de la habitación algunas de las personas suelen mantener una televisión, Tablet, computadora y celulares. Esto se percibe como un mal hábito considerando mayor atención a las últimas actualizaciones de redes sociales, mensajes, videos, etc. El mal uso de dispositivos  provoca dificultades para dormir especialmente cuando se utilizan a tan altas horas de la noche para conciliar el sueño. Algo que parece funcional  para sustituir dispositivos electrónicos en este caso puede ser la lectura de un buen  libro de acuerdo al interés de la persona, meditación o música relajante.

  • Desarrollar una buena higiene de sueño.

Si lo que quieres es mejorar estos hábitos de manera individual pero al mismo tiempo con tu pareja e hijos establece horas claras para irte a dormir. Un trabajo en conjunto ayudara a desarrollar hábitos de sueño saludables con mayor rapidez.  Realizar actividades para descansar nuestra mente y vista puede mejora nuestros pequeños hábitos de sueño, haciendo que no solo niños o adolescentes tengan mejor rendimiento durante el día. Al mismo tiempo los adultos lleguen a experimentar una  disminución de depresión y ansiedad. Provocando  más claridad en su trabajo y aprovechando mejor su semana. Algo tan básico como la higiene de sueño es muy importante ya que mejora nuestra salud física como la emocional.                                                                     

Psic.Karla Alicia De León González 

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctanos por WhatsApp